Mi carrito

Tu carrito está vacío

Descubrí las categorías del sitio y elegí los mejores productos.



¡Aprovechá las ofertas destacadas!

Sillitas para comer Love

11 resultados

Encontrá sillitas de comer Love en Frávega

La sillita de comer es esencial para la seguridad y comodidad de tu bebé. Estas sillas ofrecen un espacio seguro y ergonómico para las comidas, promoviendo una postura adecuada y evitando caídas. Además, facilitan la interacción familiar durante las comidas y permiten que el niño se acostumbre a la mesa. Son fáciles de limpiar, lo que ahorra tiempo y esfuerzo. La marca Love ofrece una gran variedad de modelos que podrás encontrar en Frávega para elegir la mejor opción para tu bebé
Ver mas

¿Cuál es la edad o peso recomendado para las sillas?

¿Las sillas son seguras?

¿Pueden ajustarse a diferentes alturas de mesa?

¿Son portátiles o plegables para llevarla de viaje?

¿Son fáciles de limpiar?

La edad o peso recomendado para las sillas para comer varía según el modelo, pero generalmente están diseñadas para bebés de alrededor de 6 meses a 3 años, con un peso máximo de 15-22 kilogramos. Es importante verificar las especificaciones de cada silla para elegir la adecuada según la edad y tamaño del niño.

Sí, las sillas para comer están diseñadas con medidas de seguridad en mente. La mayoría cuenta con arneses ajustables para mantener al niño en su lugar y están construidas con materiales resistentes y duraderos. Es fundamental elegir una silla que cumpla con las normas de seguridad y seguir las recomendaciones del fabricante para un uso seguro.

Algunas sillas para comer están diseñadas para ajustarse a diferentes alturas de mesa, lo que puede ser conveniente para adaptarse a diversas situaciones. Estas sillas suelen ser regulables en altura o cuentan con bandejas desmontables que permiten acercar al niño a la mesa familiar.

Muchas sillas suelen ser compactas y ligeras, lo que facilita su transporte. Algunos modelos incluso vienen con bolsas de transporte. Esto permite que los padres mantengan la rutina de alimentación del niño mientras están fuera de casa y garantiza la comodidad y seguridad del pequeño en cualquier lugar.

La mayoría están diseñadas para ser fáciles de limpiar. Suelen tener superficies lisas y materiales que se pueden limpiar con un paño húmedo o desmontar para lavar en el lavavajillas. Esto facilita la tarea de mantener la silla y el área de alimentación del bebé limpios y libres de gérmenes, lo que es esencial para la salud del niño y la comodidad de los padres.