Mi carrito

Tu carrito está vacío

Descubrí las categorías del sitio y elegí los mejores productos.



¡Aprovechá las ofertas destacadas!

Gimnasios para bebés

55 resultados

¿Por qué elegir un gimnasio para bebés?

Los juguetes de colores brillantes ayudan al desarrollo de la vista del bebé. Los juguetes con música (algunos gimnasios vienen con piano o botoncitos que hacen diferentes ruidos), desarrollan el oído y lo ayudan a diferenciar sonidos. Cada vez que intenta girarse o sentarse para alcanzar un juguete o colgante, ejercita las habilidades motrices gruesas. Cuando hace pincita y toma con la mano un juguete que llama su atención, o cuando aprieta un botón, trabaja la motricidad fina.
Ver mas

¿Cómo debo elegir el modelo adecuado?

¿Dónde ubicar el gimnasio?

¿Cuánto tiempo puede permanecer el bebé en el gimnasio?

¿Por qué es mejor un gimnasio para bebés?

¿Para qué edad es el gimnasio?

Tanto la alfombra como los arcos que sirven para colgar los juguetes, deben ser acolchados. El bebé pasará tiempo tendido en el gimnasio, por lo que debe ser lo suficientemente cómodo para él. Además, ante cualquier movimiento, los arcos acolchados amortiguan un golpe. El gimnasio debe ofrecer una buena superficie para la movilidad del bebé.

No colocar el gimnasio sobre una mesa o lejos del suelo. Entre otras cosas, para evitar cualquier caída del bebé si se mueve mucho o fuera de la alfombra. Evitar los elementos pequeños que puedan llevarse a la boca el bebé. La curiosidad puede llevar al niño a intentar meterse algún juguete a la boca; es preferible utilizar siempre piezas grandes para evitar ahogamientos.

Mantener al niño bajo la supervisión de un adulto. Bajo ninguna circunstancia es recomendable dejar al niño solo mientras esté en el gimnasio. Lo recomendable es que haya la supervisión de un adulto o se mantenga vigilado a través de un monitor. Controlar el tiempo de juego. La exposición prolongada a los elementos del gimnasio puede estimular en exceso al niño, dejarlo tiempo moderado.

El gimnasio didáctico está diseñado para estimular la percepción sensorial, promover el desarrollo de la vista, el oído y el tacto. Además, estimula las habilidades de coordinación. Recomendado para niños de hasta 36 meses, que pueden utilizarlo acostados o sentados. Pueden descansar, jugar y divertirse interactuando con distintos elementos con texturas y sonidos variados.

Los bebés comienzan a jugar en realidad desde las primeras semanas de vida. Cuando los bebés tienen entre cero y tres meses lo que sucede es que no tienen una visión demasiado desarrollada. Hasta los dos meses no será capaz de sostener objetos, pero si utilizamos, por ejemplo, peluches o muñecos de tela de un tamaño adecuado para el pequeño, seguro podrá agarrarlo.