Mi carrito

Tu carrito está vacío

Descubrí las categorías del sitio y elegí los mejores productos.



¡Aprovechá las ofertas destacadas!

Lijadoras

130 resultados

Las ventajas de utilizar una lijadora eléctrica

La lijadora eléctrica es una herramienta presenta grandes ventajas en comparación a realizar el trabajo de lijar a mano. Principalmente, nos ahorra muchísimo tiempo a la hora de lijar tanto paredes, como maderas u otro tipo de superficies. Además, realiza la tarea de manera homogénea dejando las superficies lijadas de manera pareja. Si aplicamos bien la lijadora eléctrica, las paredes o maderas van a lucirse sin imperfecciones, quedando listas para pintar o aplicar cualquier tipo de barniz protector.
Ver mas

¿Qué tipos de lijadoras eléctricas hay?

¿Qué potencia debe tener una lijadora?

¿Qué son las RPM de una lijadora?

¿Hay lijadoras con batería?

¿Qué diseño y materiales debe tener una lijadora eléctrica?

A grandes rasgos podemos dividir a las lijadoras eléctricas en dos grupos: lijadoras orbitales y lijadoras de banda. Si bien ambas cumplen con la función de lijar, no lo hacen de la misma manera. La primera se utiliza para tareas y acabados finos y la segunda es más para trabajos más arduos y gruesos.

La potencia de las lijadoras eléctricas se mide en watts y puede variar entre los 200 hasta los 1000 watts, aproximadamente. Cuántos más watts tenga una lijadora, mayor será su potencia para lijar. A la vez, también va a consumir más energía eléctrica. Lo ideal es encontrar un balance entre potencia y consumo para adquirir lo que realmente necesitamos.

RPM es la sigla para Revoluciones por Minuto. Esencialmente identifican el número de vueltas que puede llegar a dar por minuto el motor de una lijadora eléctrica. Cuántas más RPM tenga una lijadora, más rápido y mejor va a realizar la tarea.

Una de las ventajas de las lijadoras eléctricas más actuales es que cuentan con una batería recargable. Esto permite utilizar la herramienta de forma más maniobrable y alcanzar lugares que con una lijadora cableada es más complicado llegar. De todos modos, hay que tener en cuenta la vida útil de la batería y que también puede agotarse a mitad del trabajo si olvidamos recargarla.

En el mercado existen innumerable cantidad de opciones de lijadoras eléctricas. Es importante entonces elegir bien cuál vamos a comprar. Un punto determinante es el mango y agarre de la herramienta. Es necesario que sea de materiales que no se resbalen y que sea a la vez cómodo para trabajar.